Home Cine Chileno El diablo es magnífico (2): La estética de la subversión