Home Críticas 12 horas para sobrevivir: El año de la elección. Tomarse demasiado en serio