Home Uncategorized Una respuesta coyuntural: sobre espectadores emancipados y críticas elitistas